Posted on

¿Cuales son los tratamientos psicologicos para combatir la obesisad?

¿Cuales son los tratamientos psicologicos para combatir la obesisad?

originalmente publicado por semana.com

En ocasiones las personas no suelen sentirse del todo conformes con su entorno, pues cada pensamiento repercute en el diario vivir y por ello es importante reconocer que ir a terapia no es sinónimo de estar mal; al contrario, expertos lo llaman como una puerta que se abre para alguien con dificultades.

Para la psicología, existen pacientes de todo tipo y algunos son quienes por causas de una mala alimentación, la genética u otras características sufren de sobrepeso u obesidad. De acuerdo con información consignada en un artículo investigativo del Hospital Ramón y Cajal, en Madrid, “la obesidad es una enfermedad que presenta características heterogéneas, con una génesis multifactorial compleja y acompañada de comorbilidad -trastornos-”.

En ese sentido, al ver la obesidad como un tratamiento psicológico, esta se puede tratar desde los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA), depresión u otras patologías, dice Mercedes Denia Lafuente, autora de Tratamiento cognitivo conductual de la obesidad.

Cada persona tiene características físicas y conductuales que la diferencian de los otros, el portal web Medix explica que al hablar de peso, obesidad y calidad de vida en relación con la psicología uno de los manejos que se le puede dar a esta condición es con la terapia cognitivo conductual. Consiste en proveer métodos que buscan vencer barreras provocadas por una mala alimentación y, por otro lado, incentiva al aumento de la actividad física.

De modo que llevar a cabo una intervención psicológica con una paciente que sufre de obesidad debe seguir unas bases como incentivar la motivación, concientizar sobre conductas no saludables y promover el cambio.

La Clínica Contemporánea complementa que el tratamiento cognitivo conductual es el más utilizado en la actualidad, además agrega que con la llegada de las nuevas tecnologías puede que los resultados sean más efectivos. Cuando hay un registro electrónico de la actividad física y la alimentación del paciente “aumentan la eficacia de la intervención respecto de los tradicionales registros en papel”, según un estudio de la Universidad de Cambridge.

En cuanto a ese tratamiento, la citada institución clínica menciona que no se debe aplicar sistemáticamente debido a que se adapta a cada caso en concreto.

Para implementar dicha terapia a las personas que sufren de sobrepeso u obesidad se debe tener en cuenta dos factores, según el artículo de estudio del Hospital Ramón y Cajal:

1. Motivación: es necesario empezar la terapia con ganas de cambiar, por lo que en las primeras entrevistas el foco debe estar dado en los logros físicos que se quieren alcanzar y tratar de incidir en la manera cómo las emociones y sentimientos repercuten en ello. Es necesario señalar que la psicoterapia no es aceptada por todos de la misma forma, por lo que uno de los principales objetivos puede ser “promover la voluntad de cambiar las áreas en las que se muestran más indecisión y ambivalencia”.

2. Psicoeducación: se centra en construir los deseos del paciente que quiere cambiar, por lo general muchos de ellos acuden luego de no obtener buenos resultados con una dieta. El mencionado estudio que se vincula a los TCA indica que puede llegar a suceder que la dieta esté “cargada de significados desproporcionados e inadecuados, encontrándose en último lugar la alimentación sana, adecuada y posible”.

En ese orden de ideas, la psicoeducación permite abordar temas como el conocimiento de la alimentación sana, los efectos del sobrepeso en el cuerpo y la salud, entre otros. Por otro lado, en cuanto a las emociones, se deben aclarar las responsabilidades que tanto el psicólogo como el paciente tiene en cada encuentro para que los pensamientos conductuales se equilibren.

En el tratamiento cognitivo conductual se pueden destacar intervenciones básicas, como:

Medix recalca que las características principales de dicho tratamiento son auto monitoreo, control de estímulo, flexibilidad en el programa de alimentación, reestructuración cognoscitiva, recompensas, cambios de actitud de comer y prevención de recaídas, este último es el que promueve el mantenimiento del peso perdido durante el proceso.

originalmente publicado en 29/3/2022

Posted on

Existe una explicacion para el dolor de alma

Existe una explicacion para el dolor de alma

originalmente publicado por semana.com

Hay dolencias que no pueden ser explicadas y es cuando estas tienen vínculo con el alma. Para expertos en comportamiento actitudinal, no todos los dolores son físicos. Al contrario, el cuerpo puede reflejar otras sensaciones.

De acuerdo con el portal Cuerpo & Mente, los dolores del alma son aquellos que se producen cuando determinado sujeto se aferra a las experiencias, las ve como un todo y se encierra en su propio universo.

A partir de ello, se generan sentimientos que no son fáciles de comunicar, así que cuando se trata de lo doloroso no hay una conciencia que permita trabajar en las sensaciones, sentimientos y emociones de cada quien.

Por su parte, expertos en psicología consignan en el blog Área Humana que es necesario desligar el dolor de lo tangible o físico y verlo a raíz de los comportamientos.

Cabe señalar que la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (Iasap) califica el dolor como “una experiencia sensorial y emocional desagradable que se asocia a una lesión real o potencial de los tejidos”.

Sin embargo, desde un aspecto psicológico las definiciones pueden cambiar. En ese sentido, transmitir lo que se experimenta es un tema complejo que Cuerpo & Mente lo relaciona con la conciencia. “Nuestro nivel de conciencia está precisamente entregado al momento en que subjetivamente nos identificamos con algo o alguien, o, por el contrario, a nuestra condición humana de evasión o rechazo de acuerdo con nuestra capacidad de apertura y compasión”, consigna la coach ontológica profesional Sandra Giraldo.

De acuerdo con la especialista en programación neurolingüística, hay sentimientos que tienen relación y se basan con los dolores del alma, como:

1. El odio o el resentimiento: la experta dice que al sentir algo poco positivo por cierta situación o persona se produce el resentimiento. En consecuencia, al no dejarlo a un lado, empieza a crearse la sensación de incomodidad, la cual, con el paso del tiempo, se hace difícil de controlar.

En ese sentido, Giraldo recuerda que por cada sentimiento negativo se necesitan cinco soluciones positivas para dar una respuesta óptima y saludable.

2. Resistencia: es desgastante ver cómo cada persona se resiste a sí misma. El portal La Mente es Maravillosa cataloga la resistencia como el sentimiento más profundo, que puede estar directamente vinculado con el alma. Por otro lado, a partir de ello se alimenta el rechazo por algo o alguien, así que los conocedores indican que esto es considerado como una herida emocional.

Investigaciones efectuadas por la escritora Lise Bourbeau detallan que cuando alguien experimenta sus primeras vivencias de rechazo, genera una personalidad que actúa como una máscara protectora “de este sentimiento tan desgarrador que va ligado a la infravaloración de uno mismo y que se caracteriza por un comportamiento huidizo”.

3. Envidia o celos: Cuerpo & Mente consigna que una de las sensaciones más comunes es desear lo que otras personas tienen. No obstante, esto no siempre es lo más próspero. Para Sandra Giraldo, compararse con los demás y valorarse menos es algo sumamente desgastante para las energías. En consecuencia, vinculado al dolor del alma, se expone que “esto comienza a generar amargura y negatividad creando un aislamiento social (…) sin importar todos los valores, cualidades y capacidades”.

4. Falta de amor propio: por último, este es el motivo principal de la aparición de todos los anteriores sentimientos, según la especialista. Por otra parte, el blog Somos Estupendas indica queel amor propio es la relación que cada persona tiene consigo mismo, pero para que sea sano hay que reconocer las imperfecciones. Para alimentarlo, no hay que compararse con el resto, no buscar validez de los demás y trabajar en la motivación y felicidad.

originalmente publicado en 12/10/2022

Posted on

¿Cómo saber si una persona es adicta al trabajo?

¿Cómo saber si una persona es adicta al trabajo?

originalmente publicado por semana.com

De acuerdo con los expertos en comportamiento actitudinal, una persona es adicta al trabajo cuando sacrifica su vida y pone todas sus responsabilidades de esta área por encima de otras prioridades personales.

El blog de Avance psicólogos dice que la adicción al trabajo es un fenómeno psicológico el cual está “ligado al desgaste laboral y al empobrecimiento de las relaciones sociales y familiares, entre otros aspectos negativos”.

Por su parte, el portal de La Información consigna que el verdadero problema de esta complicación es que no se ve de una forma en la que predomina lo negativo, ya que trabajar en exceso puede llegar a ser un motivo de rendimiento por el que alguien es aclamado.

No obstante, a pesar de que puede que las organizaciones se vean beneficiadas, por años, el área de la psicología se ha centrado en estudiar esta condición. En consecuencia, hay especialistas que afirman que la adición a laborar provoca conflicto fuera y dentro de la empresa, así que para evitar caer en este fenómeno hay señales que indican si un sujeto sufre de este tipo de adicción, como:

1. Excusas para no descansar: Infojobs explica que una persona empieza a desarrollar esta condición si no descansa y no comparte con sus amigos y familiares. En efecto, cuando llega el momento de las vacaciones, que suelen ser de 15 días, en la mayoría de organizaciones, este tiempo se le hace extenso y eterno.

2. Conexión todo el día: existe un consejo popular el cual dictamina que, para vivir bien, es necesario aprender a dividir lo personal con lo laboral. En ese sentido, si una persona siempre está disponible, conectado a la internet, recibiendo llamadas y respondiendo chatspara complementar su trabajo, incluso cuando no debe hacerlo, es una señal de dependencia laboral.

3. Ego: para los conocedores del tema, el egocentrismo es un vínculo de adicción al trabajo. En este caso, las personas ponen primero sus compromisos laborales y dejan a un lado otros temas que también son importantes. Por lo general, estos sujetos buscan destacar ante los demás, sin importar las consecuencias que se podrían generar.

4. Nadie es mejor que yo: si bien es cierto que en la mayoría de empresas o gremios hay jerarquías, que se pueden dar por factores como el conocimiento y estudios, hay quienes consideran que deben hacerlo todo ellos mismos porque los demás no lo hacen bien.

De acuerdo con La Información,el problema de la “superioridad” es que genera complicaciones de salud porque, al no saber delegar tareas, la persona termina sobrecargando su trabajo y eso conlleva a una mala alimentación, al igual que al aumento de los niveles de ansiedad y estrés.

5. El primero en llegar y el último en irse: varios portales de psicología dicen que una persona puede desarrollar una adicción al trabajo cuando llega a la oficina mucho antes de lo estipulado y se va cuando ya no hay nadie. “Puede trabajar más de 12 horas al día y sentir que aún le falta tiempo”, según Infojobs.

6. Vida social: el ser humano es social por naturaleza; su capacidad de relación y razonamiento con los otros es algo que lo diferencia de los animales. En ese sentido, el ámbito social se convierte en un camino para la felicidad y la plenitud, según los expertos en comportamiento actitudinal.

Cuando un sujeto no tiene tiempo para su vida social, puede que esté experimentando un caso de adicción laboral. Para Avance psicólogos, son aquellos que evitan salir y compartir con sus amigos o pareja sentimental, puesto que prefieren estar en la oficina o en casa, además, al aislarse socialmente, se crean cuadros de ansiedad.

7. Complejo del Rey Midas: básicamente son las personas que tienen un pilar marcado y es el de ”si no fuera por mí, esto no habría salido bien”.

originalmente publicado 4/6/2022

Posted on

¿Cuales son las pistas que te da el lenguaje no verbal sobre la infidelidad?

¿Cuales son las pistas  que te da el lenguaje no verbal sobre la infidelidad? 

originalmente publicado por  Rosa María Cifuentes semana.com

El lenguaje corporal es importante porque 85 por ciento de la comunicación en el individuo es no verbal. Eso quiere decir que la gente habla con el cuerpo, con las manos, con las expresiones del rostro, la mirada, con la forma de caminar, de tal forma que todo comunica, incluso más que el mismo hablar.  Esto lo dice la experta Rosa María Cifuentes, que acaba de publicar el libro Miénteme si puedes, un manual para conocer más acerca de esta disciplina no solo para evitar que otros hagan daño sino para sanar y ser mejores personas. 

“Este tipo de comunicación refleja el alma y la salud mental de las personas, su nivel de valores y su personalidad”, dice la experta. Según ella el cerebro no fue entrenado para mentir sino para decir siempre la verdad y por eso la gente siempre se delata. Por ejemplo, cuando alguien conoce a una nueva persona y no le cae bien hará alguna mueca imperceptible. “De alguna manera va a comunicar esa sensación incómoda”.

Todo cuenta en el lenguaje corporal y es sumamente útil en muchos campos, por ejemplo, en la política. Muchos pueden dar un discurso en el que le dan vueltas a una idea sin decir nada. “Eso indica que no es un buen candidato”, explica la experta,  “pero en Latinoamérica escogemos a nuestros líderes de manera visceral y no pensante”. La idea es que aprendas a detectar actitudes negativas para tomar mejores decisiones. 

Incluso ayuda mucho a las personas saber detectar cuándo alguien puede tener un problema de salud. Esto es especialmente relevante en la vejez pues con la pérdida de memoria debido a la edad, los hijos maltratan a sus padres y no se dan cuenta de que el problema es que están perdiendo esa capacidad”. Por eso el lenguaje corporal trabaja en nuestra contra cuando no lo estudiamos ni conocemos. La idea es no esconder nada, ser auténtico y tener inteligencia emocional para poder hablar con palabras y gestos de manera asertiva. 

Estos son algunos de los personajes y circunstancias que ella considera importante conocer por medio del lenguaje corporal. 

Los tímidos y nerviosos  o con fobia social

Hay dos tipos de autoestima a nivel clínico: una que está relacionada con la salud mental. Es la apatía, el agotamiento y la depresión. Ocurre cuando una persona camina con la cabeza y la columna hacia adelante porque no tiene motivación en la vida ni ganas de levantarse. Eso no significa que sea una mala persona, sino que pasa por un proceso de desbalance químico. La gente con baja autoestima o fobia social no gesticula ni mira directo a los ojos. Algunos los tachan de ineficientes pero lo que sucede es que tienen miedo a gesticular. Todo su lenguaje corporal denota miedo a socializar y miedo a la crítica.  

El psicópata

Por psicópata ella se refiere no a un asesino sino a un tipo de personalidad relacionada al maltrato. Por eso importante conocerlos, especialmente para aquellas personas que empiezan a salir con alguien que acaban de conocer. Este individuo siempre anda con los puños cerrados, la mirada esquiva y otros gestos delatores que demuestran agresividad todo el tiempo. “El psicópata nunca mira a los ojos y si lo hace mira sin parpadear, tiene problemas para mostrar afecto”. La experta explica que hay dos tipos de psicópatas: el laboral y el sentimental. Este último escoge a una víctima para subyugarla pero no para darle da amor. “Al principio puede que la trate muy bien para conquistarla, pero cuando ya la tiene en sus redes la maltrata. Un novio maltratador nunca se quiere tomar fotos con ellas, camina delante y la deja atrás y evade a los suegros”.

El desamor

En Latinoamérica la gente es dada a depender del afecto. Algunos insisten en que los quieran pero con solo una foto de Instagram es posible saber si hay o no amor en esa relación. Por ejemplo, la mujer está de pie y él aparece rígido. Al saludar no tiene una sonrisa amable y habla poco con su pareja. “Este lenguaje indica que no está conectado con ella. Si salen juntos  y no te muestra las manos y siempre está enfocada en la puerta también es una seña de que no te quiere”. Hay gestos que van a denotar que solo quieren a alguien para el momento sexual. 

La infidelidad

La persona adopta palabras nuevas casi siempre de su nuevo amor y cambia abruptamente el comportamiento: comienza a usar un léxico que antes no usaba, cambia de ropa, lleva interiores más sexy y usa nuevos aromas. Va a invertir en sí mismo porque está eufórico sexualmente. “El que no quiere ver una infidelidad es porque está muy apegado a su pareja pues el lenguaje corporal da miles de pistas”, dice. Por ejemplo: aumenta la crítica hacia la pareja y cuando va a decir mentiras, baja la cabeza y retira la mirada.

El mentiroso

Hay muchos tipos de mentirosos: el mitómano, el mentiroso ocasional y el manipulador.  Un mentiroso no se puede detectar en una sola oportunidad sino en varias. Aquí la clave es la observación. Lo primero es ver de pie al mentiroso pues usa accesorios como vasos y copas para cubrirse la cara. También emplea cojines para apoyarse y cubrirse. Hay micro gestos delatores como tocarse la frente o frotarse la cara o los ojos y contestar corto. 

Errores garrafales en el lenguaje corporal

Pretender ser quien no se es. Ese es el más importante. Se le conoce como disfraz emocional. “El mejor disfraz es el no disfraz, pero ser auténtico es lo más difícil para un ser humano”, dice la experta. Por eso hay que aprender a mostrarse con claridad y transparencia. La persona con buen lenguaje corporal no se preocupa mucho por cómo lo ven sino en lo que va a dar. El error es tener mucho ego y muchos prejuicios. El lenguaje corporal de la persona sana y con buena autoestima es quien es a donde va. “Tú nunca vas a vibrar con aquello que no eres”, dice.

Lenguaje corporal que debería generar siempre desconfianza

Cuando la gente no mira a los ojos. Contesta en monosílabas, memes o es excesivamente eufórica al punto que saluda con un ‘mi vida’ así nunca antes se hayan visto. Esas exageraciones son falacias y vienen de personas sin control de las emociones. “Hay gente que nunca contesta de manera amable, hay gente que siempre pone problemas, o dicen no a todo. Es ansiedad generalizada y se caracteriza por la eterna crítica y la eterna intolerancia”, explica Cifuentes.

Para tener éxito en la entrevista laboral

Si quien entrevista nunca libera los brazos está diciendo que no va a entrar y que no le interesa lo que está hablando.. No es problema del entrevistado, sino del entrevistador. Para tener éxito en estos casos lo mejor es ser natural y transparente. 

Qué dicen las fotos de Facebook

Facebook es el currículo moral y nos delata. Algunas personas nunca muestran su rostro en su perfil de Facebook sino que ponen dibujos o una foto con flequillo que le tapa los ojos. Eso significa que no se gusta y que tiene complejos con la apariencia. Es posible, además, que haya sufrido de matoneo en la infancia. Los que solo ponen fotos de su cuerpo o de sus músculos o posan frente a un carro de moda, lo hacen por narcisismo, histrionismo y competitividad.

Si una persona muestra en su foto más de su cuerpo, no solo senos si no piernas, es porque está vendiendo erotismo, quiere un ‘like’ y eso habla en el fondo de que tiene miedo al abandono. Estamos en la era del narcisismo pero el narcisismo no es amor. Lo que más juega en contra de alguien es vender el cuerpo en ropa deportiva y pocas prendas porque denota una inseguridad tremenda. Este narcisismo y este culto al cuerpo, hablan de cómo necesita ser aceptada y de su temor a la vejez. Tiene más miedo a que la dejen.

“Otro error es poner a dónde vas pues da la idea de una persona ociosa, sin responsabilidades, procrastinadora”, dice la experta. Tampoco es bueno hacer peleas públicas por Facebook porque da la idea de inestabilidad emocional.

Originalmente publicado en 13/9/2019